SANTO DOMINGO.- Los jueces del Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional dictaron  30 años de prisión en contra de Miguel Ángel Santos Cepeda, culpable de cometer homicidio voluntario en perjuicio de su suegro Juan Pablo Méndez Caraballo y de herir de gravedad a su cuñado, el joven Alexis Méndez Cordero.

El hecho ocurrió en fecha 23 de enero del 2015, en la residencia de la víctima, ubicada en la calle Ricardo Carty, número 86, del sector Los Guandules, de esta capital.

“El condenado se presentó en la residencia de la víctima donde también vivía una hija de éste, con quien el acusado procreó dos hijos, a entregarle una lata de leche, la cual fue rechazada por el señor Méndez Caraballo, produciéndose una discusión entre ambos, por lo que Santos Cepeda se marchó del lugar a buscar un arma de fuego, a los fines de cometer el hecho de sangre” detalla la Fiscalía.

Posteriormente, el agresor regresó a la casa del suegro con el arma de fuego asignada a su padre, un segundo teniente de la Policía Nacional,  con la cual le realizó varios disparos a la víctima, causándole la muerte, y le ocasionó una herida de gravedad en el abdomen a su cuñado Méndez Cordero.

El tribunal, conformado por los jueces Pilar Rufino, Delio Germán y Gissell Naranjo, acogió como buenas y válidas las pruebas presentadas por el Ministerio Público,  representado en audiencia por los procuradores fiscales Eduardo Velázquez Muñoz y Paola Piedad Vázquez Pérez.

La conducta de Santos Cepeda, ha sido calificada de violación a los artículos 296, 297 y 302 del Código Penal Dominicano,  así como los artículos 2, 295 y 304 que tipifican el intento de homicidio. Deberá cumplir la pena impuesta en la Penitenciaría Nacional de La Victoria.

Deja un comentario