SANTO DOMINGO. Los tres hombres acusados de asesinar al presentador de televisión, Claudio Nasco Cubas, fueron sentenciados a una condena de 30 años de reclusión, luego de ser hallados culpables del crimen, ocurrido el 13 de diciembre del 2013.

La pena máxima fue impuesta a Oscar Pérez (a) Yender, Luis Manuel Estévez Ponciano (a) Pacuto, y Joel Rafael Miliano Rodríguez (a) Pateo, la cual deberá ser cumplida en la cárcel del nuevo modelo penitenciario de San Pedro de Macorís.

La decisión fue emitida por el Segundo Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, el cual acogió una petición del fiscal Eduardo Velásquez Muñoz.

Los jueces Wendy Valdez, presidenta, Felipe Molina y Yissel Soto Peña consideraron que los elementos de pruebas más allá de toda duda razonable establecen que los imputados concertaron dar muerte a Nasco.

Plantearon que fueron preparados a la cabaña donde sostuvieron relaciones sexuales con la víctima y llevaron una cinta adhesiva y un puñal.

Agregan que luego de ocurrido el hecho lograron llevarse el vehículo, las tarjetas de crédito y otros objetos del comunicador, “situaciones éstas en las cuales se configura un concurso ideal de infracción, específicamente una asociación de malhechores, un robo con violencia y un asesinato”.

Asimismo, avalaron los cargos de homicidio voluntario, asociación de malhechores, robo agravado y porte ilegal de armas en contra de los procesados.

El tribunal entiende que las pruebas valoradas en su conjunto demostraron que el robo quedó materializado desde el instante que los procesados se llevaron las tarjetas de crédito y otros objetos de Nasco, y se desplazaron en el vehículo de éste.

Consideró que quedó evidenciada la participación conjunta de los tres imputados en el crimen en contra del comunicador.

El tribunal dividió el proceso en dos fases, que son el conocimiento de la culpabilidad de los procesados, en virtud del Código Procesal Penal.

El tribunal divulgó el informe de autopsia, que revela que el comunicador recibió 41 heridas cortopenetrantes, ocho heridas de vacilaciones y que su muerte fue provocada por shock hemorrágico.

Sostiene que un informe ubica a Oscar Pérez y a Luis Manuel Estévez Ponciano en la cabaña “Chévere” y en la yipeta Murano, propiedad de la víctima.

Deja un comentario