El cantante estadounidense Chris Brown recibió hoy el visto bueno para abandonar Filipinas, donde se encontraba retenido desde el pasado miércoles debido a una demanda por incumplimiento de contrato presentada contra él en el país.

Según la emisora local GMA, Brown obtuvo la autorización necesaria del Departamento de Inmigración de Filipinas, por lo que se espera que despegue del aeropuerto de Manila a bordo de su avión en las próximas horas.

“El Permiso de Inmigración fue expedido (…) hoy sobre las 16.30 hora local (08.30 GMT) tras verificar que Chris Brown no tiene ningún otro caso pendiente en el país”, confirmó la portavoz del Servicio de Inmigración de Filipinas, Elaine Tan.

El artista de 26 años tenía previsto volar desde Filipinas a Hong Kong el pasado miércoles después de actuar en Manila la noche anterior.

Las autoridades filipinas impidieron, sin embargo, su salida por una denuncia de la Iglesia de Cristo, una poderosa organización religiosa que le acusa de incumplimiento de contrato.

La denuncia presentada por la entidad contra Brown alude a un evento organizado por el grupo para la Nochevieja de 2014 en el que debía participar el cantante, que canceló escasas horas antes alegando que había perdido su pasaporte.

Según los denunciantes, Brown recibió un millón de dólares (911.851 euros) por participar en el evento del 31 de diciembre pasado que nunca devolvió, a pesar de numerosas peticiones.

Aunque Brown no fue arrestado en ningún momento por las fuerzas de seguridad de Filipinas, las autoridades le exigían como consecuencia de la acusación que solicitara un permiso para poder abandonar el archipiélago asiático.

“Esta es una situación muy seria, alguien tiene que ser el responsable por mezclar mi nombre con todo esto. No he hecho nada malo”, comentó ayer Brown en la red social Twitter

Deja un comentario