Rabat.- El cantante estadounidense Chris Brown será el encargado de abrir el Festival Mawazine-Ritmos del Mundo de Rabat, el mayor festival musical de Marruecos, que durante una semana congrega a miles de personas.

Con la inauguración de Chris Brown el día 20 de mayo, anunciada hoy por los organizadores, y la clausura de Christina Aguilera el 28, el festival cierra el cartel de esta 15 edición, en la que faltan más nombres de figuras internacionales con “gancho”.

Brown, que además de su música se ha hecho tanto o más famoso por su complicada relación con Rihanna, es presentado por los organizadores como una estrella de la industria musical “ultra popular y terriblemente eficaz”.

Así -destacan-, ha vendido 9 millones de copias de sus álbumes, 35 millones de singles de éxitos como Kiss kiss, Forever y Don’t judge me, mientras que en youtube acumula 3.500 millones de visitas con sus interpretaciones de temas con su estilo en el que mezcla R&B y hip-hop.

Mawazine comprende espectáculos simultáneos, casi todos gratuitos, para distintos públicos: hay un escenario de música étnica, otro de música árabe, otro de música marroquí, otro de música africana y por último el “escenario internacional” donde cantarán Chris Brown y Aguilera.

Los conciertos más masivos son los de esta escena internacional, por la que han pasado en anteriores ediciones estrellas como Jennifer Lopez, Ricky Martin, Alicia Keys, Rihanna o Justin Timberlake, entre otros.

En las tres últimas ediciones, la asistencia a todos los conciertos superó los dos millones de personas, lo que convierte a Mawazine en el festival más concurrido de África y lo sitúa entre los primeros del mundo.

El pasado año, el festival cobró fama mundial, pero no por argumentos musicales, sino por el show de alto contenido sexual de Jennifer Lopez, que molestó a varios ministros del gobierno islamista marroquí, quienes llegaron a interponer una denuncia por inmoralidad contra ella, que finalmente fue archivada. EFE

Deja un comentario