Santo Domingo Este.- Carolina Alcántara no puede ocultar su felicidad por la apertura de la Escuela Primaria José María Serrat, en el sector Los Frailes II, que fue entregada esta tarde por el presidente Danilo Medina.

Su hijo de 13 años, quien tiene una válvula en el corazón, se fatigaba mucho cuando iba a la escuela, pues tenía que caminar casi dos kilómetros.

“Mi hijo tenía que asistir a una escuela muy retirada, pero gracias a Dios ya tenemos una escuela cerca de la casa”, expresa con la tranquilidad reflejada en su rostro.

Anhelaba una escuela cerca para mi hijo
Carolina es madre de cinco hijos, todos varones, con edades entre 18 y nueve años, quienes estudiaron en la escuela Kelvin Obrero de Paz, pero por la condición de salud que tiene el penúltimo, anhelaba una escuela cerca de su hogar, deseo que se ha hecho realidad.

Además de caminar una larga distancia, su hijo, que cursa el séptimo grado, asistía a una escuela con poco espacio, los cursos estaban divididos con cartón  y al ruido le impedía concentrarse en las clases.

A buscar un empleo
Con evidente alegría resaltó “lo grande y bonito” que es el nuevo centro educativo que funcionará con Jornada Escolar Extendida.

“Yo no podía trabajar porque no tenía quien me cuidara a mis hijos, pero ya puedo hacerlo. Ahora voy a ver si me dan la oportunidad de conseguir un empleo”.

Carolina quiere trabajar para ayudar con los gastos de la casa a su esposo, quien labora como camarero en un restaurante.

Me voy a ahorrar el pago de colegio
A su hijo de nueve años, se vio obligada a inscribirlo en un colegio por la falta de cupo. “No quisieron aceptarlo porque no había donde sentarlo. Me dijeron que esperara que abrieran la nueva escuela porque habría cupo para él y muchos más”.

Carolina ahora dejará de pagar colegio, ya sabe lo que hará con ese ahorro, “podré suplir otras necesidades del hogar”.

Al llevar 13 años viviendo en el sector Los Frailes, con mucha seguridad dijo: “Estábamos esperando la construcción de una escuela. Esto ha sido un éxito, estamos muy contentos con esta escuela tan grande y bonita”.

La educación será de mayor calidad
Carolina está consciente de que los estudiantes tendrán una mayor calidad en su educación “porque ahora estarán más concentrados. En la otra escuela casi no podían escuchar por la bulla, además ahora tendrán más horas de clases”.

Alba Bethania de León, quien cuida a una nieta de cuatro años, se siente tranquila y bendecida “porque dejará de pagar colegio”, algo que hacía con mucho sacrificio.

Bethania  no tiene trabajo fijo. Se define como una chiripera, porque hace lo que aparezca. Para ella la escuela “es lo mejor que ha hecho el Gobierno en el barrio San Bartolo de Los Frailes II”.

“Por aquí hay muchos niños que no estaban inscritos en la escuela porque no había espacio, pero ya todos podrán asistir”.

Esta es una escuela reclamada por la comunidad desde hace mucho, recordó Bethania.

Si quieres conocer más:
Carolina: “Mi hijo dejará de caminar casi dos kilómetros para ir a la escuela”. Fotos

 

Deja un comentario