SAN JUAN, EFE.- La Comunidad del Caribe (Caricom) pidió hoy cautela ante la “injusta” asociación de centros de servicios financieros de sus Estados miembros como “paraísos fiscales”, luego de la publicación de la investigación de los llamados papeles de Panamá.

“La atribución de la etiqueta de ‘paraísos fiscales’ ignora la realidad de que la regulación de este sector en Caricom cumple totalmente con los estándares internacionales”, aseguró la organización en un comunicado.

El organismo regional, compuesto por 15 Estados miembros, pidió cautela en la “injusta referencia” a los centros de servicios financieros de la comunidad, mientras se revela más información sobre los papeles de Panamá, que contienen datos de más de 200.000 empresas opacas creadas entre 1977 y 2015.

Según Caricom, los centros de servicios financieros de sus Estados miembros “han tomado todos los pasos necesarios para lograr el cumplimiento de las regulaciones y estándares internacionales”.

Caricom está integrada por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

Barbados, uno de los principales centros financieros de la región, también quiso salir hoy al paso de las implicaciones que la publicación de los papeles de Panamá pueda tener en su reputación.

El Ministerio de Industria de Barbados reafirmó en un comunicado que su centro de servicios financieros es un “ejemplo de jurisdicción ética y completamente transparente”.

“La filtración ha dado lugar a la difusión de dos estereotipos extremadamente erróneos: que todas las jurisdicciones financieras ‘offshore’ se usan para ocultar dinero y que todas ellas erosionan el funcionamiento correcto de la economía global”, indicó.

La agencia pública de este país caribeño, que cuenta con uno de los centros de servicios financieros más importantes de la región, aseguró que cumple con los estándares y regulaciones internacionales y denunció que el “secretismo” entre gobiernos “socava el funcionamiento correcto de nuestra economía global” y contribuye a “alimentar un sentimiento ‘anti-offshore’ en muchos países del G20”.

En ese sentido, el ministro de Industria de Barbados, Donville Inniss, recalcó que esa práctica perjudica a “las jurisdicciones legítimas”.

Inniss destacó que Barbados ha respaldado, pública y oficialmente, el Estándar Global para el Intercambio Automático de Información de la OCDE y ha estado de acuerdo con facilitar la conformidad con la Ley de Cumplimiento Tributario para Cuentas en el Extranjero de Estados Unidos.

“Además, más allá de ser extremadamente cooperativa y transparente, la posición de Barbados como una jurisdicción preeminente de bajos impuestos atrae a empresas importantes y a estructuras comerciales éticas que brindan considerables beneficios a ambos mercados nacionales y a la economía global”, dijo el ministro.

El sector de los negocios internacionales de Barbados aporta aproximadamente el 10 % del producto interior bruto (PIB) del país y está compuesto por aproximadamente 4.000 entidades. EFE

Deja un comentario