La Dirección General de Aduanas (DGA) y el Ministerio de Defensa firmaron este miércoles un convenio de cooperación interinstitucional para la capacitación en áreas técnicas de mil 942 jóvenes pobres de los barrios de la zona norte de la capital, en las  Escuelas Vocacionales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

El  propósito del pacto es gestionar proyectos y acciones en conjunto que promuevan el desarrollo y el fortalecimiento de las capacidades técnico-formativa que faciliten la generación de ingresos a cientos de jóvenes, mujeres y hombres del país.

Los cursos, unos 48 en total, tendrán una duración de un año y contarán con el apoyo económico de la DGA. Entre éstos están zapatería industrial, turismo, inglés, ventas, electricidad, reparación de plantas eléctricas, auxiliar de contabilidad, ventas, cocina hotelera, corneta, creole, fabricación de inversores, auxiliar en farmacia, instalación y reparación de líneas telefónicas.

Igualmente, se capacitarán técnicos en refrigeración, masaje corporal, mecánica de aguja, panadería, refrigeración de autos, reparación de computadoras, instalación de redes, secretariado ejecutivo, técnico dental, técnico en deportes, barbería, conductor de vehículos livianos y pesados, emprendurismo, informática, producción agrícola en invernaderos, oratoria y locución, entre otras áreas.

El acuerdo fue rubricado por el director de Aduanas, Fernando Fernández; el ministro de Defensa, el teniente general Máximo William Muñoz Delgado, y el director de las Escuelas Vocacionales, general de brigada piloto Luis Payán Díaz.

Fernández aseguró que estos programas de  capacitación técnica contribuirán a la inmediata inserción en labores productivas y a servir de  herramienta esencial a los jóvenes para mejorar sus condiciones de vida.

Mientras el ministro de las Fuerzas Armada resaltó la importancia del acuerdo con la DGA para capacitar a los jóvenes, y dijo que el mismo ayudará a éstos a seguir forjando su desarrollo personal y productivo.

De su lado, el director de las Escuelas Vocacionales ponderó como altamente positivo el programa, sobretodo, porque está dirigido a muchachos de los barrios pobres, que necesitan ser orientados y que carecen de recursos para prepararse.

Deja un comentario