San Juan. Personal de la Agencia de Manejo de Emergencias y Desastres en el Caribe (CDEMA, en inglés) trabaja hoy sobre el terreno en busca de entre 25 y 30 personas desaparecidas en la isla de Dominica, el territorio más castigado por el paso de la tormenta tropical Erika por la región y donde se cobró tres vidas.

Un portavoz de CDEMA, con sede en Barbados, informó hoy vía telefónica a Efe de que hasta el momento se han recuperado 3 cuerpos y que la cifra de desaparecidos de entre 25 y 30 personas es un dato preliminar, ya que solo esta mañana los equipos de rescate han podido acceder a las zonas más afectadas por el paso de la tormenta tropical Erika.

Resaltó que se espera que conforme los equipos de rescate llegan a las zonas más aisladas pueda disponerse de más información, aunque, de momento, los datos disponibles son de tres muertes y entre 25 y 30 desaparecidos.

La información de CDEMA señala que las fuertes lluvias que dejó Erika a su paso por las islas del Caribe Oriental provocaron en Dominica inundaciones y corrimientos de tierra, en especial en el área este de la pequeña isla, en la que su aeropuerto permanece cerrado.

En cuanto al resto de islas del Caribe Oriental, la tormenta Erika no provocó daños destacados, aunque Anguila permanece bajo alerta de tormenta tropical y las oficinas gubernamentales están cerradas y los refugios abiertos.

En Antigua y Barbuda el Gobierno local ha dado por terminado el aviso de tormenta tropical para ese territorio y no hay reportes de víctimas o daños importantes.

En las Islas Vírgenes Británicas las oficinas del Gobierno permanecen cerradas con los aeropuertos de Virgen Gorda, Anegada y Beef Island también sin servicio.

Montserrat permanece bajo alerta de tormenta tropical y no hay reportes de daños ni víctimas, mientras que San Cristóbal y Nieves permanece también bajo alerta de tormenta tropical y no sufrió daños.

Islas Turcas y Caicos, por último, se encuentra también en estado de alerta.

La tormenta tropical Erika dejó a su paso por Puerto Rico fuertes lluvias, cortes en el suministro de electricidad y algunos refugiados, aunque sin provocar daños destacables mientras ya se dirige hacia la República Dominicana, donde se espera que llegue durante el día de hoy.

En su más reciente boletín, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos pronosticó que Erika cambiará su rumbo en las próximas horas y afectará levemente el fin de semana a la costa norte de Cuba y entrará por el sur de Florida el lunes por la mañana, con fuerza reducida.

La tormenta se encuentra localizada a unas 150 millas al este sureste de Santo Domingo, en la longitud 17,7 norte y 67,7 oeste, y se mueve en dirección oeste a unas 17 millas por hora.

El Gobierno de la República Dominicana ha emitido un aviso de tormenta tropical para la costa sur, al igual que las autoridades de Bahamas. EFE

 

Deja un comentario