Bobby Brown se siente “completamente paralizado” tras la muerte de su hija Bobbi Kristina Brown. El cantante de R&B dijo el lunes en un comunicado que su hija era un ángel.

Bobbi Kristina murió el domingo en un hospital de cuidados paliativos en Duluth, Georgia, unos seis meses después de que fue hallada boca abajo e inconsciente dentro de una bañera en su casa en un suburbio de Atlanta. Tenía 22 años. Un reporte policial lo describió como un ahogamiento.

Bobbi Kristina era la hija única de Brown con la superestrella de la música Whitney Houston. La oficina del médico forense del condado de Fulton dijo que una autopsia sería necesaria para evaluar qué llevó a su deceso. El médico forense indicó que pruebas de laboratorio adicionales podrían tomar varias semanas. “Bobbi Kristina Brown falleció el 26 de julio de 2015 rodeada por su familia, finalmente está en paz en brazos de Dios. Queremos agradecerles a todos de nuevo por su enorme cantidad de amor y apoyo durante estos últimos meses”, indicó Kristen Foster, representante de la familia Houston, el domingo. Pasó meses hospitalizada en Atlanta, y eventualmente fue trasladada a cuidados paliativos, luego que fue hallada de una manera tristemente similar al modo en que su madre falleció tres años antes.

Nick Gordon, con quien compartía su casa, dijo en aquel momento que Bobbi Kristina parecía no respirar y que no tenía pulso antes de que llegaran a auxiliarlos. “El Departamento de Policía de Roswell continúa investigando las circunstancias que antecedieron al momento del incidente original que llevó a su muerte”, dijo el médico forense en el comunicado del lunes. No especificó cuándo se realizaría la autopsia, pero dijo que las pruebas de laboratorio adicionales podrían tomar varias semanas. Nacida y criada bajo la sombra de la fama y el litigio, y destrozada por la muerte de su madre, Bobbi Kristina estaba abrumada por los logros y demonios de otros antes de que pudiera siquiera descubrir quién era ella misma.

Pero Bobbi Kristina, la única heredera del patrimonio de su madre, sí tenía sus propios sueños. Se identificaba en Twitter como “Hija de la Reina WH”, “Artista/Actriz” con William Morris & Co., y “LA ÚLTIMA de una especie en extinción”. Le dijo a Oprah poco después del deceso de su progenitora en el 2012 que quería seguir adelante con el legado de su madre cantando, actuando y bailando. Pero su carrera nunca despegó.

Deja un comentario