Muchas veíamos a nuestras madres ir corriendo a buscar Manteca de Cacao luego de que algún golpe en las rodillas, piernas u otro sitio sanaba, con la promesa de que la marca no se iba a quedar.

Pues te informamos que hacían lo correcto. Las bondades para nuestra piel que tiene la Manteca de Cacao son muy diversas, por eso pensamos que la frase que la podría resumir es la de “recuperar y mantener la lozanía de la piel”.

Disminuye las cicatrices

La primera característica que vamos a resaltar es la de disminuir las cicatrices. Según expertos, sus propiedades que producen colágeno permiten rellenar la piel que rodea el tejido de una cicatriz. Mientras más reciente sea la cicatriz más rápido será su efecto.

Hidratante y protector intensivo

Así como lees, es un hidratante intensivo, ya que al colocarse deja una capa fina de aceite en la superficie de la piel humectándola y protegiéndola contra los cambios de temperatura y el sol.

Contra el envejecimiento

Gracias a que contiene vitamina E (antioxidante), A y C (renuevan las células) es un tratamiento contra el envejecimiento prematuro de la piel. Es un calmante cuando está irritada y fuente de colágeno que ayuda a brindarle elasticidad a la piel.

 Antiinflamatoria

Como es un producto natural, la mayoría de las personas la pueden utilizar sin miedo a tener alguna reacción alérgica (a menos de que seas alérgica al cacao). Al ser un calmante antiflamatorio, puede ser medicada para enfermedades de la piel como eczema y psoriasis, así como quemaduras del sol.

Ya tienes todos los beneficios que te ofrece esta joya de la naturaleza. Es una crema necesaria en tu baño para mantener tu piel siempre saludable y bonita.

Deja un comentario