WASHINGTON, EFE.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, partió este domingo al mediodía de la Base Aérea de Andrews, en las afueras de Washington, junto a su familia y una reducida delegación política en su histórico viaje de tres días a Cuba.

El avión presidencial, el Air Force One, comenzó su despegue a las 13:32 hora local (17:32 GMT) y está previsto que llegue a la Habana en menos de tres horas, según informó la Casa Blanca.

Junto a Obama y su familia viajan la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, los senadores demócratas Patrick Leahy y Dick Durbin y el republicano Jeff Flake, mientras que una delegación más amplia de líderes políticos y empresariales viaja separadamente.

Acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Sasha y Malia y su suegra, Marian Robinson, Obama llegará esta tarde a La Habana, donde tiene prevista una amplia agenda hasta el martes.

Obama será el primer presidente estadounidense en pisar suelo cubano en 88 años, en un viaje que pretende impulsar la normalización de las relaciones entre ambas naciones anunciada en diciembre de 2014.

A su llegada a la capital cubana, Obama se dirigirá inmediatamente a la embajada estadounidense, reabierta tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas el pasado julio, para reunirse con el personal diplomático.

A continuación, Obama y su esposa pasearán por La Habana Vieja y visitarán la catedral, donde les recibirá el cardenal Jaime Ortega.

Su agenda oficial comenzará el lunes con una visita al monumento a José Martí y una reunión con el presidente cubano, Raúl Castro.

El momento más esperado por muchos en Cuba llegará el martes, cuando Obama dará un discurso televisado en el que hablará directamente al pueblo cubano. EFE

Deja un comentario