SANTO DOMINGO.- La banca comercial y de servicios múltiples de la República Dominicana incorpora en su estrategia de negocios el financiamiento de proyectos cuya finalidad es la preservación del medio ambiente, la mitigación del cambio climático, el calentamiento global o efecto invernadero.

Un estudio de la dirección económica de la Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana (ABA), cortado a junio de 2015, establece que el sector bancario nacional había destinado a la fecha aproximadamente RD$1,124.5 millones solamente en financiamientos de iniciativas conocidas como proyectos “verdes”.

Con esta línea de crédito las instituciones financieras han aportado recursos para desarrollar instalaciones que permiten el uso de energía solar, eólica y de biomasa, es decir, a base de desechos sólidos; así como la implementación de sistemas de iluminación que disminuyen las emisiones de dióxido de carbono y que permiten un uso eficiente de la energía eléctrica.

Al margen del enfoque de negocios sostenibles, las entidades bancarias asumen cada vez más –en el contexto de sus políticas de responsabilidad social- medidas tendentes a reducir las emisiones contaminantes, auspiciando la utilización de energía no convencional, que reduce el uso de combustibles fósiles.

“En la actualidad, la estrategia de los bancos múltiples incluye tres pilares: primero, las líneas de crédito para financiar proyectos “verdes”; segundo, establecer alianzas estratégicas con ONGs y comunidades en todo el país y, tercero, las inversiones en sus propias instalaciones con un enfoque de sostenibilidad ambiental, que buscan el ahorro de agua, uso de energías sostenibles, ahorro de materiales, entre otras acciones”, indica el estudio.

El análisis, a cargo de los economistas de la ABA Julio Lozano y Katherine Cabral informa, además, que durante el 2014, la banca comercial donó más de RD$130 millones a comunidades y         a organizaciones sin fines de lucro, para proyectos en beneficio del medio ambiente.

Señala que este sector -parte activa de la solución a esta problemática- ha llevado a cabo inversiones que contemplan la creación de oficinas fotovoltaicas, que permiten la generación de energía solar; la construcción de infraestructuras de parqueos de acuerdo a las mejores prácticas medioambientales, ahorrando energía y agua, y la sustitución progresiva de sistemas de iluminación de bajo consumo.

Asimismo, ha implementado políticas de reciclaje de papel, cartón y plástico en sus diferentes oficinas; jornadas de reforestación y de limpiezas de playas y costas, en distintas localidades del país; programas de charlas para el cuidado del medio ambiente, entre otras iniciativas.

Países con mayor vulnerabilidad al cambio climático

De acuerdo al Ranking de Países con Mayor Vulnerabilidad a los Efectos Negativos del Cambio Climático, realizado por el Germanwatch, en 2014, República Dominicana ocupa la posición número 8 de 181 países.

Las tres primeras posiciones las ocupan Honduras, Myanmar y Haití; seguido de Nicaragua, Filipinas, Bangladesh y Vietnam, arroja la publicación.

“Es bajo esta realidad que los bancos múltiples, a través de su aporte crediticio y constantes inversiones,  contribuyen con la orientación correcta sobre la importancia de que este país mejore su aporte al medio ambiente, a la vez de que sirven de estímulo a otros actores nacionales para que apliquen iniciativas de este tipo”, expresó.

Deja un comentario