MONTECRISTI.- Introducir al mercado japonés productos agrícolas de las fincas de los pueblos de la Línea Noroeste, principalmente el banano orgánico, es un esfuerzo que realiza el embajador dominicano en Japón, Héctor Domínguez, conjuntamente con su par en el país, Takashi Fuchigami y el proyecto bananero La Cruz de Manzanillo.

Un despacho de prensa donde se hace esa afirmación explica que con tal fin los diplomáticos se reunieron con el administrador del proyecto La Cruz Manzanillo, Ramón Emilio Fondeur, donde recibieron explicaciones técnicas del funcionario,  luego recorrieron con empresarios y productores de la zona  las plantas de empaques, abonos orgánicos y la finca modelo del proyecto, así como el Puerto de Manzanillo.

Detalla que los  embajadores Domínguez y Fuchigami y la comitiva que les acompañaba, también giraron una visita al Grupo Banamiel, donde fueron recibidos por sus principales ejecutivos Salvador Estévez, Simón Gutiérrez y José Horacio López, presidente, vicepresidente y gerente general, respectivamente.

“El embajador dominicano en Japón dijo que la empresa DAIEI del  Grupo Empresarial Japonés AEON, desarrolla experimentos de algunos nuevos productos agrícolas, junto al proyecto La Cruz de Manzanillo, con la intención de colocar artículos de consumo nacionales en el mercado japonés”, resalta el informe enviado a El Nuevo Diario.

Deja un comentario