Las autoridades haitianas apostadas en la frontera con República Dominicana continúan confiscando los productos que sus nacionales compran de este lado, alegando que están contaminados.

Mientras los haitianos se quejaron de que para poder pasar los productos que comprar aquí tienen que pagarles a los custodios para que no les quiten las mercancías.

La situación ha creado tensión entre compradores haitianos y vendedores dominicanos, quienes según sus declaraciones están teniendo pérdidas millonarias.

Aunque los vendedores acudieron como de costumbre a ofrecer sus productos, los compradores han disminuido considerablemente, debido al temor que tienen de que se les quite la mercancía.

Un vendedor dijo que ha tenido que pagar hasta cinco mil pesos para que les permitan pasar las mercancías que le compran a Haití.

Juan Rodríguez acusa al inspector de Aduanas en Haití de cobrarle para permitir que sus clientes le compren las mercancías y la pasen del otro lado.

Mientras que a Liu Pie,le confiscaron cinco sacos de vegetales, plátanos, zanahoria y otros rubros, y se quejó de que existe una mafia, ya que si no les da dinero a las autoridades haitianas no lo dejan pasar con los productos.

Hizo un llamado al Gobierno haitiano para que intervenga ante el problema, porque están perdiendo millones de pesos.

Decenas de personas que pasan con productos para su consumo porque no tienen dinero para darle a las autoridades se los confiscan y los botan.

Continúa salida voluntaria

Mientras que decenas de haitianos que no se acogieron al Plan de Regularización de Extranjeros que implementa el Gobierno dominicano continúan su salida voluntaria por la frontera con Dajabón.

Algunos permanecen varados en el puente sobre el río Masacre, debido a que para cruzar a su país con sus ajuares las autoridades les quieren cobrar dinero para permitirles la entrada, pero no tienen para pagar.

Deja un comentario