Washington. Dylann Roof, acusado de matar en junio a nueve feligreses negros en una iglesia de Charleston (Carolina del Sur), será juzgado por cargos que pueden acarrearle la pena de muerte, anunció hoy la fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch.

Lynch, la primera mujer negra al frente de la Justicia de EE.UU., decidió presentar cargos federales contra Roof por crímenes de odio al considerar que se guió por motivos raciales cuando el 17 de junio irrumpió en una histórica iglesia de la comunidad negra y abrió fuego contra un grupo de personas que leían textos sagrados.

“Los feligreses tenían Biblias. Dylann tenía su pistola de calibre 45 y ocho cargadores con balas de punta hueca”, destacó Lynch al anunciar la acusación, e indicó que la petición final de la pena de muerte para el acusado dependerá de los deseos de los familiares de las víctimas, que en algunos casos dijeron haber perdonando al presunto asesino.

Deja un comentario