VIENA.- Las autoridades austríacas estiman que hoy unos 10.000 refugiados cruzarán la frontera desde Hungría, un considerable aumento del ritmo de llegadas que se relaciona con las medidas que el Gobierno magiar aplicará desde la semana próxima para impedir la entrada de más personas.

“Aparentemente, la gente intenta llegar antes a Austria”, dijo un portavoz policial a la agencia austríaca APA.

Hasta el mediodía habían entrado unas 4.000 personas a través del paso de Nickelsdorf, pero trenes con refugiados siguen llegando hasta Hegyeshalom, en el lado húngaro de la frontera, donde se apean y recorren a pie los 10 kilómetros que quedan hasta territorio austríaco.

Pese a la enorme afluencia de personas, la Policía afirma que la situación está bajo control y que los refugiados son trasladados en trenes o autobuses hasta Viena, desde donde la mayoría sigue camino hacia Alemania, o bien se les aloja hasta que hay medios para transportarlos.

Unas 8.000 personas partieron ayer desde la Estación del Oeste de Viena hacia Alemania, mientras que otras 2.800 pasaron la noche en la capital. Sólo 87 solicitaron asilo en Austria.

La empresa estatal de ferrocarriles ha dispuesto cuatro convoyes para llevar a los refugiados a la ciudad austríaca de Salzburgo, en dirección a Alemania, y otros cuatro trenes son usados como lanzadera entre la frontera y la capital.

Se espera que mañana entren en Austria entre 6.000 y 8.000 refugiados.

Está previsto que Hungría apruebe el próximo martes una nueva legislación que establece penas de hasta cinco años de prisión para quien cruce ilegalmente su frontera.

Paralelamente, El Gobierno conservador húngaro sigue acelerando el reforzamiento a lo largo de 175 kilómetros de frontera con Serbia.

A la espera de comprobar la efectividad de ese muro y la dureza con la que Hungría aplica su nueva ley, las autoridades policiales austríacas especulan con que a partir del día 15 el flujo de refugiados tome otra ruta para evitar suelo húngaro: desde Serbia a Croacia y luego a Eslovenia, para entrar en Austria por el sur.EFE

Deja un comentario