“El papá mío decía Mis hijos no tiren muchachos a pasar trabajo; mejor no los tengan. A mi se pone la cabeza grande cuando no tengo el sustento de mis hijos”.

Vive en La Barquita y en La Nueva Barquita en construcción hizo cursos con INFOTEP. Un día lo llamaron para que fuera a trabajar. Con ese empleo, Juan Minaya se gana el dinerito para mantener a su mujer y sus tres hijos. Es pintor.

Fajao con un rolo lo encontramos pintando las paredes interiores de uno de los 1,600 apartamentos que allí se construyen.

Y es que ha sido política del gobierno del presidente Danilo Medina en la construcción de La Nueva Barquita privilegiar con los empleos a los residentes en La Barquita.

Pero eso no es todo. Además de aprender un oficio y conseguir un empleo, Juan también se alfabetiza con Quisqueya aprende Contigo. Cuenta que quedó impresionado al ver el empeño de Danilo Medina para que no haya un dominicano o dominicana que no sepa leer ni escribir.

Pronto Juan tendrá su apartamento en La Nueva Barquita. Sus tres hijos irán a la escuela en jornad

a escolar extendida con desayuno, almuerzo y merienda. Tendrán un lindo parque para recrearse, un centro comercial para abastecerse y atención médica gratuita.

¡Usted se imagina que, por una de esas casualidades de la vida, el apartamento que le toque a Juan sea uno en los que trabajó y pintó! Puede ser. Nadie sabe. Lo que sí es cierto es que ese momento será de enorme alegría para Juan, su mujer Maribel y sus hijos.

Construimos Patria con viviendas y entornos dignos para las familias empobrecidas residentes en zonas vulnerables de nuestro país.

Así hacemos Patria fundada en derechos y amor al prójimo.

Deja un comentario