WASHINGTON.- El número de mexicanos que llegan a Estados Unidos ha vuelto a aumentar llevando el total de residentes nacidos en el extranjero al récord de 42,1 millones, según datos del censo analizados por un centro de estudios conservador.

El Centro de Estudios de Inmigración (CIS), una organización de corte conservador y antinmigrante, publicó hoy un estudio basado en datos del censo que muestra que el 13,3 % de toda la población estadounidense es inmigrante (regularizado o indocumentado), la tasa más alta en más de un siglo.

Este nuevo récord ha sido posible porque 740.000 mexicanos más ingresaron en Estados Unidos el año pasado (el 44 % de todo el incremento interanual de 1,7 millones), poniendo fin al estancamiento de la inmigración neta mexicana.

Este nuevo dato indica que ese estancamiento migratorio procedente de México “ha finalizado”, con una nueva oleada que eleva el número de mexicanos residentes en Estados Unidos a los 12,1 millones en el segundo trimestre de este año, según el CIS.

No obstante, esa cifra se sitúa al nivel de los 12 millones de mexicanos que el independiente Centro Pew contabilizaba en 2012.

En un estudio con datos de 2013, el también independiente Migration Policy Institute (MPI) confirmó una tendencia a la baja y cifró la población inmigrante mexicana en 11,6 millones, con un total de población inmigrante de 41,3 millones.

Según el CIS, al récord de población migratoria también contribuye el aumento del flujo hacia Estados Unidos de inmigrantes procedentes de otros países latinoamericanos, con 449.000 entradas en el último año hasta el segundo trimestre de 2015.

Las nuevas llegadas de inmigrantes, basadas en la Encuesta de Población Actual (CPS), pasaron de los 3,1 millones del segundo trimestre de 2013 a los 4,2 millones del mismo período de este año.

“El Departamento de Seguridad Nacional y otros investigadores estiman que ocho de cada diez inmigrantes ilegales son de México y Latinoamérica, por lo que el incremento de inmigrantes de esos países indica que la inmigración ilegal ha vuelto a crecer de nuevo”, estima el estudio en una de sus conclusiones.

El CIS asegura que el número de inmigrantes “es ahora enorme”, pero reconoce que la mayoría de los inmigrantes, incluidos los latinoamericanos, residen en el país de manera legal (alrededor de tres cuartas partes del total).

El CIS atribuye el nuevo aumento a los “recortes significativos en las fuerzas del orden, la naturaleza permisiva del sistema de inmigración legal y la mejora económica”.

No obstante, advierte de que si no se produce un cambio en la políticas de inmigración, “la población de inmigrantes seguirá aumentando” en Estados Unidos.

En el período de 2011 a 2015 el número de inmigrantes aumentó en 4,1 millones, después de mantenerse sin apenas cambios entre 2007 y 2011, volviendo a los niveles previos a 2007, según dichas cifras. EFE

Deja un comentario