Legisladores, empresarios y dirigentes políticos endurecieron ayer sus crítcas por la medida de las autoridades haitianas de prohibir la entrada de varios productos, así como por las declaraciones del alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, quien llamó a boicotear el turismo dominicano.

El empresario turístico Frank Rainieri dijo que todos los que viven en Republica Dominicana están conscientes de que el Plan Nacional de Regularización ha sido muy transparente, porque ciertamente no ha habido ningún maltrato.

“Creo realmente hay algunos personas y sectores internacionales reaccionando de una forma equivocada como lo es el caso de las declaraciones del alcalde de Nueva York, las cuales están totalmente fuera de contexto, porque no tiene que ver con la realidad que todos los aquí presentes conocemos”, dijo al ser entrevistado en el Palacio Nacional. Consideró que De Blasio debe retractarse de lo que ha declarado, porque está muy separado de la realidad.

El senador por Elías Piña, Adriano Sánchez Roa, calificó como “un chantaje” la medida de prohibir la compra de alimentos, y advirtió que si se concretiza “sería un crimen contra el pueblo haitiano”.

Mientras los bloques de Diputados del PLD y el PRSC también condenaron las declaraciones del alcalde De Blasio.

El senador Rubén Darío Cruz (Rubén Toyota), oficialista por Hato Mayor, denunció este miércoles la existencia de un “plan macabro” que persigue la unificación de la República Dominicana y Haití en una sola nación.

Deja un comentario