Suscitó dos extensas disculpas en YouTube, pero el video en el que Ariana Grande aparece lamiendo donas en un negocio no llevará a cargos penales.
La policía en Lake Elsinore, California dijo en un comunicado el lunes que el propietario de Wolfee Donuts, donde la lamida tomó lugar, se negó a presentar cargos contra la cantante. Dicen que su investigación fue primordialmente para ayudar al Departamento de Sanidad, que redujo su certificación sanitaria de “A” a “B” por haber dejado las donas sin protección y expuestas a los clientes.
En la segunda de sus disculpas en YouTube, publicada la semana pasada, la cantante de 22 años dijo que estaba “enojada” consigo misma y que quiso “desaparecer” luego que TMZ publicó el video.
En una disculpa previa esa semana, expresó remordimiento por haber dicho “Odio a Estados Unidos” en el mismo incidente, que había sido grabado sin su conocimiento.

Deja un comentario