San Francisco (EE.UU.), (EFE).- La empresa tecnológica Apple pidió hoy al Gobierno de Estados Unidos que retire la petición que exige a la compañía ayudar al FBI a acceder a un teléfono iPhone en el centro de una investigación sobre terrorismo.

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, señaló en un correo electrónico enviado a los trabajadores de la compañía y en una serie de preguntas y respuestas en el sitio web de la empresa, que el acceder a esa petición tendría consecuencias “peligrosas”.

“Lo que está en riesgo es la seguridad de cientos de millones de personas que cumplen con la ley y el establecer un peligroso precedente que amenaza las libertades civiles de todo el mundo”, destacó Cook en el citado correo.

Apple se negó la semana pasada a facilitar el acceso del Gobierno a un iPhone en el centro de una investigación terrorista.

El iPhone en cuestión fue usado por uno de los autores del tiroteo de diciembre pasado en la ciudad californiana de San Bernardino (EE.UU.), en el que murieron 14 personas.

La jueza federal Sheri Pym ordenó el martes de la semana pasada a Apple ayudar a los agentes del Buró Federal de Investigación (FBI) a acceder a los datos en el teléfono.

Y el Departamento de Justicia fue un paso más allá el viernes al presentar una moción para obligar a la empresa tecnológica a que cumpla con lo solicitado por los tribunales.

La moción llega antes incluso del plazo límite del 26 de febrero que tiene Apple para responder formalmente a la magistrada Pym.

Apple sugirió a la Casa Blanca, en una serie de preguntas y respuestas publicadas en su sitio web, crear una comisión gubernamental para evaluar los problemas generados por el creciente uso de la encriptación.

“Nuestro país siempre ha sido más fuerte cuando está unido”, asegura Apple en una información publicada hoy en su sitio web, donde dice que la mejor forma de avanzar en este caso sería que el Gobierno “retire” sus exigencias y forme una comisión o algún tipo de panel para evaluar la situación.

“Apple participaría encantada en un esfuerzo de ese tipo”, aseguró la compañía.

La empresa recuerda que lo que pide el Gobierno a la compañía es desarrollar una nueva versión de su sistema operativo iOS para esquivar las protecciones de seguridad cuando la pantalla del teléfono está bloqueada.

Apple subraya que se crearía una función nueva al permitir que se introduzcan las contraseñas de forma electrónica y no manualmente.

La firma destaca que el acceder a la petición tendría dos repercusiones “peligrosas”.

“La primera es que el Gobierno haría que escribiésemos un sistema operativo completamente nuevo para su uso”, afirmó Apple, que recordó que una vez hecho eso el FBI podría desbloquear el teléfono mediante el uso de “fuerza bruta”, como se llama al sistema electrónico que usan miles o millones de contraseñas hasta averiguar la combinación correcta.

La segunda de las consecuencias “peligrosas” sería, según Apple, el establecer un precedente legal que ampliaría los poderes del Gobierno.

“No sabemos a dónde nos conduciría eso”, advirtió la empresa de Cupertino (California). EFE

Deja un comentario