El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, informó que se tomarán medidas disciplinarias por el motín que en la víspera dejó 10 heridos en la cárcel pública Palo Hincado, provincia Sánchez Ramírez, donde las autoridades han reforzado las medidas de seguridad.

“Todo fue debidamente controlado y afortunadamente no hubo ninguna persona fallecida”, dijo Domínguez Brito, quien aseguró que “tomaremos algunas medidas disciplinarias” por el altercado donde se emplearon armas blancas y de fuego.

“Estas situaciones ocurren, pero lo importante es que sea en la menor medida”, agregó.

El motivo del enfrentamiento entre los internos fue producto de la rivalidad por controlar el penal, confirmó el procurador general al atender a los medios junto al director de Prisiones, Tomás Holguín La Paz, quien explicó que los responsables “han sido aislados y se les han retirado algunos privilegios”.

Estos hechos “complican su paso por el penal y por el sistema”, dijo el responsable de las prisiones, quien aseguró que los amotinados “serán trasladados lejos de sus familias, se les pueden quitar visitas, y se les puede mantener sin que salgan a la luz del sol”, es decir, “castigos previstos en el marco legal penitenciario”.

Deja un comentario