LA HABANA, Cuba (Cortesía de Servicio de TTC).- Las pequeñas empresas privadas surgidas en Cuba a partir de los cambios que comenzaron en 2008 posiblemente aumentarán en su número gracias a una racha de prosperidad que atraviesa la industria del ocio en esa isla, especialmente desde que comenzó 2015.

La estadísticas oficiales indican que desde que el gobierno cubano permitió la expansión del sector “cuentapropista” en 201 oficios fueron fundados 1.600 “paladares” (pequeños restaurantes privados) y los dueños de más de 8.000 habitaciones comenzaron a alquilarlas a los turistas.

Desde 2013 la industria turística de Cuba, que es administrada por el Estado, está estableciendo contratos con los pequeños y medianos empresarios principalmente en las áreas de gastronomía, en alojamientos y en transporte.

En 2014, el gobierno divulgó que miles de restaurantes ahora estatales en todo el país pasarían a manos de privados, aunque el Estado mantendría la propiedad de la tierra y de locales donde funcionan.

El Ministerio de Comercio Interior de Cuba dijo que los restaurantes ahora disponibles para esa privatización son 9,000. Los establecimientos de ese perfil que ya esa año funcionaban eran 1.261.

Tras el anuncio del llamado “deshielo” entre Cuba y Estados Unidos, anunciado por ambas naciones en diciembre último, el entusiasmo de turoperadores y turistas norteamericanos por hacer negocios y visitar la isla va en aumento probablemente porque les estuvo prohibida por 54 años.

Los analistas esperan que si el embargo de 54 años que aplica Washington a Cuba se debilita o desaparece totalmente, muchos estadounidenses pasarán sus vacaciones en Cuba.

Algunos pronósticos indican que en un primer año después del embargo visitarían Cuba probablemente un millón de “yanquis”.

No obstante que persiste la medida que los cubanos denuncian como un bloqueo, Cuba está en pleno “boom” turístico.

De acuerdo con estadísticas oficiales la llegada de turistas a Cuba aumentó un 15 % en durante el primer trimestre de 2015, después del deshielo histórico.

“El primer trimestre de este año ha sido muy bueno”, dijo el ministro cubano del sector , Manuel Marrero, durante la inauguración de un Festival Gourmet en la playa de Varadero, a unos 130 al este de La Habana.

Marrero agregó además que espera que el resto del año será “muy bueno” para el turismo. Cuba recibió poco más de 3 millones de turistas en 2014 y espera una cifra similar o mayor en 2015.

En este escenario de rápido incremento en los arribos de viajeros extranjeros el sector privado nacional puede resultar de gran ayuda a los planes del país en cuanto a la industria del ocio. Y puede además beneficiarse a sí

Deja un comentario