SANTO DOMINGO.- El ministro de Educación, Andrés Navarro, realizó este jueves un recorrido de inspección en Barahona, donde contactó las condiciones estructurales y el entorno de distintos planteles escolares de las comunidades más vulnerables de esta provincia sureña, afectada por el paso del huracán Matthew por el Caribe.

Navarro dispuso el inmediato reacondicionamiento de los centros que resultaron con daños en algunas de sus áreas para garantizar la integridad física de los estudiantes, profesores y personal administrativo en el reinicio de la docencia.

Tras recorrer varias escuelas y liceos de la provincia sureña, acompañado de un equipo técnico del Minerd, Navarro destacó la rápida actuación de distintas instituciones del Gobierno y la participación de los profesores y de los representantes de la comunidad educativa que evitaron que los daños en los planteles resultaran menores, lo que ayudará a no perder ni un día más de docencia.

El funcionario inspeccionó las condiciones de la Escuela Básica Francisco Alberto Caamano Deñó, de la comunidad Arroyo Grande, plantel dirigido por el profesor Domingo Ferreira, y capacidad de más de 60 estudiantes, donde se observaron algunos daños en la verja perimetral, las canchas deportivas, y gran parte del entorno, producto de deslizamientos de tierra y el paso de las torrenciales lluvias caídas en la zona.

Más tarde, Navarro visitó el Centro Educativo del Nivel Medio San José, en la comunidad de Vicente Noble, plantel en el que reciben docencia más de 600 estudiantes bajo la dirección de la religiosa Sor Silvia Gil.

La directora explicó al ministro los esfuerzos desplegados por el personal docente y la comunidad educativa en el reacondicionamiento parcial del centro, al tiempo que dijo confiar en que el Minerd resolverá en los inconvenientes en el menor plazo posible.

Otro plantel inspeccionado por Navarro, acompañado de la diputada Ruddy Méndez (Ñiñín) y de la comisión técnica del Minerd, fue el Centro Educativo Básico Rafael Enrique Marrero, ubicado en Batey Paja, dirigido por la profesora Mercedes Belkys Medina, y capacidad de más de 400 estudiantes. Seguido de la Escuela Básica San José y de Media con el mismo nombre.

“Esto es parte de un descenso que estamos haciendo en todos los planteles a nivel nacional, especialmente aquellos ubicados en las comunidades más vulnerables, para atender con rapidez cualquier daño sufrido por el paso de Matthew, y así lograr que los centros afectados puedan reiniciar la docencia a partir del próximo lunes”, indicó Navarro.

Deja un comentario