La actividad en el volcán Colima, en el occidente de México, hizo evacuar una pequeña comunidad cercana donde viven 19 personas debido a la caída constante de ceniza y de material incandescente que comenzó el jueves pero se incrementó durante la noche del viernes.

La erupción del volcán llegó a tener una altura aproximada de 4 kilómetros el viernes por la noche con alto contenido en ceniza y por eso se determinó la evacuación de la comunidad de Yerbabuena, en el municipio de Comala, en el estado occidental de Colima, donde se habilitó un refugio temporal, informó el departamento de protección civil.

Las autoridades prevén que la actividad volcánica continuará en los próximos días y no se descarta que haya actividad explosiva significativa por lo que están en permanente contacto con unidades del ejército por si fuera necesario activarlas.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, informó el sábado por la mañana a través de su cuenta oficial de Twitter que en Yerbabuena habían caído 5 centímetros de ceniza y que el volcán se había mantenido toda la noche en erupción.

La caída de ceniza también ha afectado en menor medida a otras localidades tanto de Colima como de Jalisco, puesto que el volcán hace frontera entre estos dos estados, y algunas comunidades han evacuado sus viviendas por iniciativa propia como medida de protección, informó la nota de prensa.

Las autoridades se mantienen en alerta y han recomendado a la población medidas de seguridad en caso de caída de ceniza, como cubrir la nariz y boca, no usar lentes de contacto, cerrar las ventanas de la casa, limpiar los restos de ceniza acumulados, reducir el uso del automóvil y cubrir los depósitos de agua y alimentos que consume el ganado.

Asimismo, dada la actual época de lluvias y la gran cantidad de material depositado sobre el volcán se recomienda a la población respetar la distancia de exclusión a todo tipo de actividad a 5 kilómetros del cráter evitando la presencia en barrancas cercanas.

Deja un comentario