Mientras grupos pro haitianos en Massachusetts, se preparan para manifestarse este miércoles 9 de julio frente a los consulados de la República Dominicana y Haití, el alcalde de Boston Martin J. Walsh y la senadora estatal de origen  haitiano, Linda Dorcena Forry, promueven públicamente un boicot al turismo del país caribeño, en protesta por las eventuales deportaciones de inmigrantes de haitianos, anunciadas por el gobierno, inmediatamente venza el plazo del Plan  Nacional de Regularización de Extranjeros.

El alcalde Martin dijo durante un encuentro con activistas haitianos y dominicanos en la sede de la alcaldía, que “los viajeros hacia la República Dominicana deben reconsiderar su destino turístico”, para crear conciencia sobre las deportaciones eventuales de miles de hijos de haitianos nacidos en la media isla.

Tanto el alcalde como la senadora, dijeron que “el turismo es un motor clave en la economía de los dominicanos”.

La legisladora instó a los turistas a viajar directamente a Haití, en el vuelo directo que recientemente abrió la aerolínea Jet Blue desde el aeropuerto Logan en Boston, hasta Puerto Príncipe.

“La gente debería probar ir a Haití en estos vuelos”, expresó la senadora estatal.

El viaje en Jet Blue no tiene escala.

“Creo que el viajero americano es una palanca clave que puede ser utilizada para influir en quienes toman las decisiones”, añadió la legisladora Dorcena Forry.

“Invitamos a los turistas a ir a otro lugar que no sea la República Dominicana, preferiblemente a Haití”, precisó la senadora.

Ella dijo que está trabajando en una resolución que será apoyada en el senado estatal reclamando a la República Dominicana en cese de las deportaciones.

Por su parte, el representan estatal demócrata Michael Capuano, que se unió a las críticas del alcalde y la senadora, señaló que quiere que la República Dominicana “entre en razón”.

Añadió que “espero que el gobierno dominicano haga lo correcto, antes de que tengamos que comenzar a empujar las cuestiones económicas y si no lo hacen, entonces, ese será el siguiente paso”.

En Boston residen alrededor de 13.825 inmigrantes haitianos y de origen haitiano y 16. 721 dominicanos según estadísticas recientes de la Oficina Nuevos Bostonianos.

La región de Nueva Inglaterra (Massachusetts), cuenta con una enorme cantidad de esos inmigrantes que radican en distintas ciudades de la zona, situada en el Noreste de Estados Unidos.

LAS PROTESTAS

Las manifestaciones que se realizarán en los consulados de Haití y la República Dominicana en Boston, están programadas para este miércoles 9 de julio en la mañana, según informó Lucien Charlot, una de las organizadoras.

Informó la activista que los organizadores están llamando a todos los legisladores locales, estatales y federales a que se unan a las protestas.

La reconocida activista dominicana en Boston, Frieda García, calificó de “indignantes” las deportaciones de los hijos de haitianos nacidos en la República Dominicana.

“Esas deportaciones ni la situación por la que atraviesan, tienen sentido”, agregó García.

Deja un comentario