El alcalde de Montreal (Canadá), Denis Coderre, se unió a la campaña internacional de descrédito contra la República Dominicana que busca regularizar la situación de millares de inmigrantes extranjeros, en su mayoría haitianos y calificó el plan como “un despojo ilegal e inmoral”, reclamando medidas inmediatas para frenar las deportaciones.

“Como alcalde de Montreal, estoy indignado por el despojo ilegal e inmoral y la deportación potencial de cientos de miles de personas de origen haitiano nacidos en la República Dominicana, entre ellos niños”, dijo el alcalde Correde en una declaración, después de recibir una carta del grupo haitiano “Le Comité de Toma d´Acciones Contre la 168.13 de la República Dominicana”, que es el grupo que está detrás de la campaña contra el gobierno dominicano en Canadá.

“El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha identificado potencialmente devastadoras consecuencias de estas acciones”, añade el alcalde de Montreal.

Dijo que “como alcalde de Montreal, una ciudad diversa e incluyente para tantos inmigrantes, reafirmo nuestro compromiso con los derechos humanos y hago un llamamiento para una resolución inmediata, justa y humana a esta grave escalada”.

Coderre sostiene que la “solución, debe ajustarse a la ley internacional”.

El alcalde precisó que “la ciudad de Montreal tiene una larga historia de la movilización de los ciudadanos contra la grave injusticia”, recordando que en esa ciudad, se produjeron grandes manifestaciones contra el apartheid en Africa del Sur.

“Pedimos al gobierno de Canadá, condenar todos los procesos administrativos, legislativos y judiciales de la República Dominicana que pongan en peligro los derechos de cientos de miles de personas, en violación del derecho internacional, poniéndolas en riesgo de ser deportadas arbitrariamente”.

El periódico Montreal Gazette, explicó que las declaraciones del alcalde, reflejan la posición de varias organizaciones regionales e internacionales que han expresado la urgencia de la situación, y su deseo de proporcionar asistencia y experiencia necesaria.

El grupo haitiano radicado en Montreal califica de “apartheid”, las medidas migratorias que estás tomando el gobierno de la República Dominicana en busca de un ordenamiento legal de los extranjeros residentes en ese país caribeño para que ajusten su estatus.

El activista haitiano en Montreal, Franz André, vocero del comité de acción, dijo que después de la sentencia 168/13 del Tribunal Constitucional (TC), “se ha creado una situación que habla de los apátridas, la xenofobia y el apartheid”.

Señaló que “simplemente tener un nombre o apellido haitiano o la piel oscura en la República Dominicana, inmediatamente identifica a las víctimas de esta asonada”.

El comité está compuesto por 50 activistas quebequenses con base en la ciudad de Quebec y quienes en el 2013, promovieron un fracasado boicot al turismo en la República Dominicana, movilizándose incluso, en el aeropuerto internacional de Montreal.

Han recogido más de 1.500 firmas en su sitio web, pidiéndole al gobierno dominicano que haga un cambio en la política migratoria.

También mantienen una campaña en redes sociales y han organizado dos protestas, manteniéndose permanentemente en el aeropuerto internacional Pierre-Elliot Trudeau, para “sensibilizar” a los viajeros hacia el país caribeño.

El activista haitiano que él y sus compatriotas en Canadá, están felices por la declaración del alcalde de Montreal, “el que siempre se ha identificado como un gran hermano para los haitianos”.

Dijo que el alcalde Coderre, ha demostrado un alto grado de sensibilidad hacia la comunidad haitiana.

Deja un comentario