“Ahora los pagos nos llegan a tiempo”, dijo con alegría Margarita Plasencia, dueña de una panadería que entrega más de ocho mil panes y galletas de avena cada día a 26 planteles para el desayuno escolar de la región Sur del país.

La cosa ha mejorado en un 90%
“Antes duraban hasta dos años y cuando llegaban, se nos iban pagando los intereses. Ahora en el gobierno del presidente Danilo Medina la cosa ha mejorado en un 90 por ciento”, sentenció la productora de pan, que lleva 18 años siendo suplidora del Estado.

“Las madres son las que van cómodas, porque de siete a cuatro y media de la tarde no tienen que atender a los muchachos, están trabajando y aprovechando el tiempo. Eso es una bendición”.

Hay supervisión y calidad en los alimentos
“Ahora se da calidad. Antes los inspectores no iban como ahora. Los peritos, que son los que se encargan de supervisar la calidad y la higiene de los productos, van hasta dos veces por semana”.

El Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE) es el órgano encargado de la supervisión de los lugares donde se elabora el desayuno y el almuerzo escolar.

Es fácil ser suplidor del Estado
Margarita dijo que suplir al Estado con bienes o servicios es de mucha facilidad.
Cualquier ciudadano puede ser suplidor, sólo debe tener al día el registro como proveedor del Estado, inscripción en la Dirección General de Impuestos Internos y en la Tesorería de la Seguridad Social.

Tiene en su negocio 12 empleados, gracias a facilidades del Gobierno
En su negocio, Margarita posee más de doce empleados, gracias a los panes y las galletas de avena que cada día le expende al Ministerio de Educación.
El crecimiento de su establecimiento se debe, en gran medida, a las facilidades creadas por el gobierno del Presidente Medina, que paga a tiempo.

Margarita Plasencia contó su experiencia durante una entrevista en el Matutino Ojalá, que se transmite de lunes a viernes por el canal 4RD.

Deja un comentario