La Asociación de Pacientes Renales Sendero de Vida, Inc., consideró que el Consejo Nacional de la Seguridad Social es un organismo complaciente, inoperante y cómplice de las ARS; que no hace nada ante la negación de procedimientos diagnósticos y terapéuticos, rehabilitación, medicamentos, materiales, insumos, aparatos y dispositivos a que somos sometidos los pacientes renales.

Eddis Castillo, presidente de Sendero de Vida afirmó además que la Dirección de Información y Defensa de los Afiliados (DIDA) realiza una labor muy pobre, que prácticamente se limita a emitir a los afiliados, certificaciones de lo que no está contemplado en el catálogo de prestación de servicios, sin asumir el verdadero roll para el cual fue creada, que es defender a los afiliados a la seguridad social.

En cuanto a la Sisalril, la entidad que agrupa a los pacientes renales en diálisis entiende que tarda mucho para responder y dar curso a los reclamos que hacen las entidades defensoras de los pacientes.

“Visto de este modo, tenemos un sistema de seguridad social inoperante, deficiente e inhumano, que no responde a las necesidades mínimas de los pacientes, ante la mirada indiferente de quienes tienen la obligación de velar por la salud de todos los dominicanos”, dijo Eddis Castillo.

“Teníamos entendido que con la emisión de la resolución 375-02 del CNSS los pacientes renales habíamos obtenido un logro, pero todo ha resultado una gran frustración, pues ninguna de las instituciones responsables hacen nada para obligar a las ARS a cumplirla”, agregó.

Manifestó que se necesita de manera urgente la creación de un mecanismo de carácter legal para sancionar a las ARS que incurran en la negación de los servicios establecidos en la resolución 375-02, en cuanto a la violación constante de los artículos cuarto y quinto, que establecen una atención integral a todo lo médicamente necesario para el tratamiento y recuperación del paciente con patologías alto costo y máximo nivel de complejidad como los pacientes renales y otras enfermedades del grupo 9 y 7.

“Es indignante, lo que un paciente renal tiene que hacer para poder realizarse una fístula arteriovenosa, obtener un catéter para dializarse, para poder mantenerse vivo; tiene que salir a pedir para pagar lo que las ARS tienen la obligación de suplirle”, sostuvo.

Apeló al presidente Danilo Medina para que intervenga en esta situación, especialmente en la actualización del catálogo de prestación de servicios que se encuentra durmiendo el sueño eterno engavetado en el Consejo Nacional de la Seguridad Social.

Deja un comentario