La Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH) alertó sobre los riesgos del creciente endeudamiento público del país, mientras persisten gastos de baja calidad  en el Estado, que no cuenta con una Ley de Responsabilidad Fiscal para controles efectivos.

El presidente de la organización, Antonio Taveras Guzmán, manifestó que la República Dominicana debe mirarse en el espejo de Puerto Rico y Grecia, dos países en los que el manejo irresponsable de las finanzas públicas y “el endeudamiento alegre” han sacudido los cimientos de su economía con graves secuelas para la estabilidad social.

El dirigente empresarial reconoció que en la Dirección de Crédito Público del Ministerio de Hacienda se verifica un manejo más profesional de la deuda, que ha elevado la confianza en los inversionistas y abierto las puertas a ofertas de crédito a tasas de interés históricamente bajas y a plazos más largos.

Sostuvo, sin embargo, que existe una espiral de endeudamiento para responder la demanda de financiamiento del gobierno en un contexto de debilidades fiscales, determinadas por una baja presión tributaria, más el despilfarro y  la poca transparencia en algunas instituciones públicas.

En ese sentido, señaló que aunque la proporción de la deuda con relación al PIB bajó coyunturalmente –gracias a la arquitectura financiera desarrollada por la Dirección de Crédito Público con Petrocaribe-  la misma volverá a subir debido a las crecientes necesidades de financimiento del gobierno, con su consecuente riesgo de insostenibilidad.

La AEIH clamó no sólo por la aprobación urgente de la Ley de Responsabilidad Fiscal, sino por la creación de un mecanismo de consenso en torno a los nuevos préstamos, para “identificar las inversiones y los flujos de caja que van a capital e intereses sin caer en los vicios cíclicos de endeudarnos para pagar intereses de deudas anteriores”.

La organización empresarial señaló que “es un crimen contra de las generaciones futura seguir tomando préstamos sin una visión de desarrollo, sin objetivo claro de inversión y solamente para cerrar temporalmente huecos fiscales de pasadas administraciones financieramente desordenadas y sin transparencia que han creado una bola de nieve.”

Señaló que en poco tiempo la deuda  pública pudiera comenzar a transitar el camino de la insostenibilidad, ya que representa entre el 45% y el 50% del PIB cuando se suman todas las obligaciones del sector público, incluyendo los pasivos del Banco Central.

Asimismo, indicó que alrededor del 40% del presupuesto nacional y el mayor porcentaje de las recaudaciones fiscales se utilizan para pagar fundamentalmente intereses, impactando negativamente en el gasto  social del gobierno .

La AEIH pidió al presidente Danilo Medina  que, en el terreno de la campaña, con miras a las elecciones de 2016, no permita que el gobierno reedite el error del pasado reciente “de incurrir en déficit presupuestario ilegal y abusivo como forma de mostrar avances, sobre todo en construcción de  infraestructura”.

Por otro lado, sugirió hacer las adecuaciones normativas necesarias para que los recursos de los fondos de pensiones –que se encuentran ociosos engrosando el negocio bancario- se utilicen para financiar el desarrollo sin poner en riesgo el retiro de los trabjadores.

Deja un comentario