SANTO DOMINGO.- Los cinco acusados, entre ellos tres policías, de matar a la joven estudiante Franchesca Lugo Miranda, durante un frustrado asalto en que supuestamente iban a despojar a la pareja de la víctima de su vehículo, declararon que son inocentes, y que no tienen ningún vínculo con el crimen.

El imputado Miguel Ángel Troncoso (Chapiao), de 23 años, quien permaneció prófugo por varios días, y luego se entregó ante la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, cambió la versión que ofreció a la funcionaria en presencia de su abogado.

El implicado declaró el pasado 24 de agosto, que su papel era conducir el vehículo, “una vez se lo quitáramos a la persona”.

Este narró que la acción comenzó, cuando Melbin Darío Tapia Díaz se desmontó de la furgoneta que seguía detrás de su hermano Greicel Darío Tapia Díaz, quien conducía el Honda Civic del primero, y comenzó a disparar para impedir un atraco.

“Yo hice tres disparos en dirección a la persona que me estaba disparando, que no estaba exactamente al lado de la furgoneta”, expresó a la Fiscal.

No obstante, Troncoso se declaró inocente ante la jueza de Atención Permanente, Suinda Brito Hernández, quien dictó doce meses de prisión preventiva con envío a la cárcel de Najayo.

“Yo me presenté a las autoridades, porque se me está acusando de un hecho que no cometí, el abogado apareció y me dijo que dijera eso para que me soltaran, él me dijo: “Firma eso para que salgamos de eso”, yo quiero que me demuestre lo contrario, yo entiendo el dolor de ellos, por eso vine a demostrar mi inocencia”, dijo ‘Chapiao’

Una posición similar expuso el raso Emilio Alexander Suazo Suazo, de 23 años, a quien se le cayó el arma de reglamento en la escena del crimen, y acudió al destacamento de Haina, Santo Domingo Este, a interponer una denuncia de que supuestamente dos hombres a bordo de un carro gris lo habían atracado y despojado de su arma de reglamento.

“Me declaro inocente, eso no fue como lo contaron, simplemente ellos hicieron lo que hicieron con ese expediente, el que llega primero es el que avisa, esa querella la pusieron como ellos quisieron, eso no es así como dicen”, dijo ante la jueza que le dictó un año de prisión preventiva para la cárcel del San Pedro de Macorís, Solange Raquel Vásquez.

El raso policial José Manuel Piña Marte también se desliga del caso. “Yo soy inocente de todo eso, yo no estaba en ese caso, ni nada como mencionan a uno, yo estaba en mi casa, y al otro día fui al trabajo y fueron y me apresaron allá”.

Mientras que el raso Joan Manuel Genao de la Rosa apeló al uso de su derecho constitucional de no declarar.

Deja un comentario