La actriz y modelo estadounidense Bella Thorne es una enamorada de la cultura hispana, de la celebración de las quinceañeras y del español, que lo habla desde muy pequeña de la mano de su padre cubano.

“El español es mi primer lenguaje y lo hablé hasta que ingresé en la escuela”, dijo en entrevista con Efe la también cantante de 17 años.

Thorne, quien nació en Pembroke Pines, una ciudad al norte de Miami (EE.UU.), agradece la herencia latina que disfrutaba de pequeña en su hogar, compuesto también por tres hermanos mayores y su madre estadounidense.

“En casa celebrábamos las tradiciones hispanas, como la Nochebuena, pero la más grande de todas fue mi fiesta de Quinceañera, algo que mi papá siempre soñó para mí, porque me decía que de todos sus hijos, yo era la más latina por mis ojos oscuros”, aseguró.

La actriz de Scream, la nueva serie de horror de la cadena MTV, obtuvo en 2003 su primer papel en el filme Stuck On You, sin embargo, el personaje que la consagró fue el de Ruthy Spivey en la serie My Own Worst Enemy.

Más recientemente se ganó el elogio de la crítica con su interpretación de Tancy Henrickson en la controvertida serie de televisión Big Love, sobre una familia mormona que practica la poligamia.

Lejos de las cámaras, Thorne se describe como una “tomboy”, como llaman en inglés a las jóvenes que no se visten ni comportan de forma muy femenina.

“No soy una típica chica que le gusta maquillarse y desfilar por la alfombra roja con un traje de noche”, explicó Thorne, quien comenzó su carrera como modelo infantil.

“En la vida diaria mi estilo para vestirme y maquillarme es natural y deportivo”, aseguró.

A esta artista, que desde 2006 vive en Los Ángeles (EE.UU.) con su familia, la inquieta la importancia que en el medio artístico se otorga a la apariencia física femenina, que ella vincula al “bullying”.

“A las mujeres nos exigen mucho en cuestión de nuestra apariencia y nos critican por el peso o por el ‘look’. A veces en los medios sociales nos destrozan con las críticas crueles y negativas. Y lo peor es que a veces son las propias chicas las que lo hacen”, cuestionó.

Esta inquietud precisamente la llevó a aceptar uno de los papeles estelares en la película The Duff, una comedia para adolescentes que trata justamente ese tema: la crueldad de un grupo de jóvenes de secundaria con una chica “poco” agraciada físicamente.

“Creo que todos debemos trabajar juntos para hacer que esa clase de comportamiento cambie. Al menos, esa es mi esperanza”, apuntó Thorne, quien tiene un año copado con proyectos cinematográficos y de televisión.

Solamente en 2015 participó en siete películas, entre ellas Perfect High, The Frog Kingdom y Home Invasion, y en 2016 tendrá papeles en las producciones Amytiville, The Reawakening y The Snow King.

Thorne también aspira a dirigir y escribir en el futuro sus propios filmes, pero por ahora produce la película Midnight Sun, al lado de Patrick Schwarzenegger, el hijo del actor Arnold Schwarzenegger y la periodista María Schriver.

“Es una historia muy bella, sobre una joven que tiene una alergia al sol y el chico que se enamora de ella”, explicó la actriz, que sueña con algún día compartir el escenario con sus actrices favoritas.

“Actuar con Emma Stone sería alucinante, también sueño con trabajar con Julia Roberts y Julianne Moore”, apuntó.

Por el momento, la joven artista se confiesa tan agotada con su ritmo de trabajo, que sólo quiere “estar en mi cama, ordenando comida de la calle” y viendo películas, finalizó entre risas.

Deja un comentario