Montecristi.- El dirigente político Luis Abinader, definió como dramática la situación de varias comunidades de la Línea Noroeste afectadas por las lluvias y el desagüe de la presa de Tavera, y llamó al Gobierno y a diversos sectores sociales y económicos a promover una cadena de solidaridad con las familias y los productores golpeados por el desastre.

Abinader reconoció el esfuerzo desplegados por las organizaciones oficiales de socorro y los voluntarios de la Defensa Civil, pero dijo  que  los daños a las viviendas y a los cultivos agrícolas son incuantificables debido a la decisión de las autoridades de aumentar el desfogue de la presa de Tavera para evitar consecuencias impredecibles.

El pasado candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y de otras fuerzas de oposición realizó un recorrido por varias  comunidades de la provincia de Monte Cristi, donde observó de cerca el impacto de las inundaciones y distribuyó raciones alimenticias, cochones, mosquiteros, agua potable  y otros materiales de ayuda a las personas afectadas.

Entre las localidades visitadas por Abinader estuvieron  Hatillo Palma, Palo Verde, Castañuelas y  varios sectores de San Fernando de Monte Cristi, todos severamente afectados por las lluvias y las inundaciones.

Estuvo acompañado del presidente en Funciones del PRM,  Roberto Fulcar y de  varios dirigentes de la provincia, entre ellos el diputado Bernardo Alemán; los alcaldes Johnny Acosta, de Hatillo Palma; Virgilio Cruz Moso, de La Mata de Santa Cruz; Gladyas Frías, de Palo Verde; también de José Miguel Arias, Julio Cesar Estévez,  Ramón Ernesto Pérez Tejada José Peralta, y los productores locales Chico Cabreja, Manito Zabala, entre otros.

Al conversar con periodistas de la zona, resaltó que además de los daños a las viviendas y a la infraestructura, la producción bananera  ha sufrido un significativo impacto, al igual que  la industria de la sal.

Al concluir su recorrido, Abinader dijo que su decisión de acudir a las zonas afectadas es un esfuerzo para apoyar a las familias damnificadas pero también para  mostrar que en las circunstancias difíciles todos los sectores de la sociedad deben  responder en la medida de sus posibilidades.

Prometió que cuando bajen las aguas y se  normalice la comunicación terrestre, regresará con un equipo médico para ofrecer una asistencia en salud a las personas necesitadas.

Deja un comentario