San Francisco de Macorís.- El ex candidato presidencial opositor Luis Abinader afirmó que si el Estado no asume la producción agropecuaria como una prioridad nacional, en los próximos años las comunidades rurales del país no contarán con mano de obra dominicana para trabajar la tierra y asegurar la autosuficiencia alimentaria de la población nacional.

“La falta de atención del actual gobierno a los problemas del sector agropecuario y a las necesidades de la población que aún permanece en el campo, está acelerando  la despoblación de las zonas agrícolas y obligando a los productores a depender de los trabajadores haitianos o cerrar sus plantaciones y unidades productivas”, expresó Abinader durante un concurrido encuentro celebrado en el municipio de Villa Riva, provincia Duarte, con motivo del Día Nacional del Agricultor, que se conmemora el 15 de mayo.

Consideró preocupante la falta de una política de Estado para estimular a la población rural a mantener sus vínculos con el campo, y sostuvo que “si no se da un cambio desde el Estado para mejorar las  condiciones de vida de los agricultores, los cordones de miseria que abundan en las ciudades no serán suficientes para asimilar el éxodo masivo de nuestros campesinos”.

Recordó que mientras  en el año 1960, más del 69 por ciento de la población dominicana residía en la zona rural, en el  2010, ese porcentaje apenas alcanzaba el 26 por ciento, y aseguró que esa tendencia se mantiene por falta de inversión social y respaldo financiero y tecnológico a los productores.

Propone multiplicar presupuesto del sector

Tras señalar que el presupuesto que destina el Gobierno a la  agropecuaria es ridículamente insuficiente, Abinader abogó por elevar sustancialmente los recursos del  Ministerio de Agricultura y de otras instituciones del sector para rescatar los programas de investigación, modernizar la agropecuaria y mejorar la productividad.

“El país debe plantearse con urgencia una reingeniería en el sector público agropecuario para relanzar la producción a todos los niveles, creando una oferta múltiple de calidad orientada a nuestros principales mercados actuales o potenciales, incluyendo el gran mercado del turismo interno, la Región del Caribe, Sudamérica, Estados Unidos, Cánada, Europa y China Continental ”, apuntó Abinader.

Sostuvo que actualmente, el país está produciendo 4 quintales de arroz  por tarea, mientras que  países como Estados Unidos, Taiwán y China producen 9 quintales por tarea, y se preguntó a seguidas por qué la República Dominicana no puede invertir en la formación de profesionales, en investigaciones y en las tecnologías existentes para mejorar la producción en arroz y en todos los demás renglones de la producción agropecuaria.

“Los profesionales están a pie, no tienen ni combustible para trabajar en el campo, y sobreviven con salarios de 12 mil, 15 mil,  y en menor escala de 20 mil pesos, que no alcanzan para cubrir el costo de la canasta familiar”, apuntó Abinader, considerando que un técnico y un profesional del sector debe ganar no menos de 35 mil pesos.

Declaró que el Gobierno también debe crear  nuevos canales de comercialización para la pequeña producción agropecuaria y destinar una cartera adecuada para promover y financiar las asociaciones y cooperativas productivas rurales, para que tengan capacidad de organizarse, establecer sistemas de acopio y negociar con sus clientes.

 

Deja un comentario