Santo Domingo.- El  primer componente del plan de seguridad que pondrá en marcha el gobierno del cambio para reducir la ola de delincuencia que azota el país es generar oportunidades de vida entre los jóvenes a  través del fomento del  empleo, el deporte y la cultura, aseguró el candidato presidencial Luis Abinader.

Al explicar su propuesta para enfrentar la creciente inseguridad que afecta a la sociedad dominicana, Abinader dijo que el segundo componente incluido en el plan es aplicar una estrategia de disuasión del delito acabando con el régimen de impunidad y corrupción, y reforzando el control en materia de armas y tráfico de drogas.

El tercer elemento, apuntó Abinader, es el control y disminución de los hechos actos delincuenciales mediante el fortalecimiento y la eficiencia de la policía, conjuntamente con el Ministerio Público y el sistema judicial.

El cuarto componente consiste en mejorar los programas de educación y regeneración social de la población penitenciaria del país para que las personas que han cometido delitos contra la sociedad tengan la oportunidad de reinsertarse en la vida laboral.

El quinto pilar del plan contra la delincuencia es la implementación de una reforma policial integral, incluyendo un aumento de sueldos para que los policías ganen como mínimo 500 dólares mensuales.

Explicó que estas ideas forman parte de un plan integral de seguridad ciudadana que por un lado contará con el apoyo de las más altas instancias del Estado, por tratarse de una de las principales prioridades de su administración,  y por el otro lado tendrá el soporte de una asesoría técnica a cargo del ex alcalde de la ciudad de Nueva York, Rudoph Giuliani, basado en su exitosa experiencia en el control de la delincuencia en la principal urbe de Estados Unidos.

Abinader ofreció los detalles de su propuesta al participar en la Jornada Académica “Democracia y Elecciones 2016”, dirigida a la comunidad estudiantil de la Universidad Católica de Santo Domingo.

Dijo que el  modelo de crecimiento económico vigente ha producido efectos indeseables que se expresan en incremento de pobreza, desigualdad y exclusión social, y  en un derrumbe institucional que amenaza el Estado de Derecho, la paz social y el funcionamiento de nuestra democracia.

Sostuvo que el  sistema económico de la República Dominicana no funciona para la gente porque una élite partidaria ejerce el poder político a su antojo, destruyendo la institucionalidad y fomentando la corrupción.

“Nuestro programa de gobierno comprende un conjunto de propuestas en todos los ámbitos de actuación del gobierno, dirigidos a producir una profunda transformación en las condiciones de vida de nuestra gente, porque estamos convencidos de que es imposible cambiar el rostro de la sociedad sin cambiar la manera ineficiente de dirigir la administración pública  y sin erradicar la corrupción y la impunidad en la vida de nuestra nación”, apuntó Abinader.

El principal candidato opositor del país se comprometió a  cambiar las prioridades y a poner en el centro de las políticas públicas a las personas, no a las cosas. “Apoyaremos una estrategia de crecimiento económico que deje atrás la exclusión social, la pobreza persistente, el alto desempleo, los bajos salarios y el pésimo gasto social”.

Dijo que el Gobierno del Cambio promoverá una sociedad basada en derechos, como garantía de un acceso igualitario a las oportunidades, así como la construcción de una sociedad participativa, pluralista, incluyente y solidaria.

“Vamos a terminar con el “mito de progreso” cuya medida son las cosas y no el bienestar de la gente. Ello implica entender el desarrollo como un proceso donde las personas tienen la oportunidad de realizar sus metas y perseguir sus sueños en un ambiente de seguridad y armonía”, subrayó el licenciado Luis Abinader.

Deja un comentario