SANTO DOMINGO.- El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, aseguró ayer tarde en Santiago que la continuidad del presidente Danilo Medina en el poder representa un derrumbadero hacia la inseguridad, endeudamiento insostenible y la frustración que siente el pueblo ante los incumplimientos y los fracasos de su gobierno.

Dijo que el balance del gobierno de Medina es desolador para la mayoría del pueblo dominicano, afectada por la inseguridad en las calles, en sus casas y negocios; el alto costo de los artículos de primera necesidad; por el desplome del servicio de salud, el desempleo y casos de corrupción como los denunciados en la OISOE, a lo que se agregan atropellos, intolerancia e incluso desacato a sentencias judiciales.

Abinader habló al inicio de una masiva marcha caravana iniciada en el sector de Pekín y que recorrió Cristo Rey, Corea, Los Jazmines, Los Robles, Nibaje, Los Pepines, hasta llegar a la avenida de Las Carreras, donde dejó inaugurado el Comando Provincial de Campaña.

Durante su visita de dos días en Santiago Abinader proclamó candidatos, sostuvo encuentros privados con dirigentes empresariales y otras personalidades, y contactos con la militancia y la dirigencia del PRM y partidos aliados. Estuvo acompañado por el ex presidente Hipólito Mejía y por Eduardo Estrella, presidente del partido Dominicanos por el Cambio y otros directivos.

Desesperación y aislamiento

Al salir de uno de sus encuentros, el candidato presidencial respondió algunas preguntas, afirmando que las muestras de intolerancia del gobierno del presidente Danilo Medina, y su reiteración de negarse a sostener un intercambio efectivo y fecundo con la oposición y con importantes representativos de la sociedad, evidencian niveles de desesperación y aislamiento que podría tener funestas consecuencias para la gobernabilidad democrática del país.

Dijo que el Presidente y sus funcionarios se muestras acosados por el balance de incumplimientos y fracasos con que están terminando su mandato, y reaccionan de manera intolerante y agresiva, a veces disimuladas y a veces abiertamente, como viene ocurriendo con  las protestas por la corrupción en la OISOE, donde se producen situaciones de represión violadoras del estado de derecho, incluso con reiterados desacatos a una sentencia del Tribunal Superior Administrativo, por parte del Poder Ejecutivo.

El candidato presidencial resaltó que, como sintetizara magistralmente el cardenal López Rodríguez,el pueblo dominicano tiene pleno derecho a vivir en una sociedad distinta a la actual, en la que, sostuvo, han prevalecido “la corrupción, el bandolerismo y el latrocinio”

Abinader consideró “aberrantes y desconsiderados” los ataques del gobierno del presidente Medina al empresario Franklin Báez Brugal, por haber tenido el coraje cívico de advertir, en presencia del propio mandatario, aspectos erróneos en la conducción del país.

Deja un comentario