SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader identificó como una prioridad del gobierno que encabezará, ganadas la próximas elecciones, ejecutar proyectos empresariales y cooperativos  a mediano y largo plazo, para reforestar 500 mil hectáreas de terrenos en 108 cuencas altas y otras de vocación forestal, y plantar 25 mil hectáreas por año, acción que  generará  100 mil empleos directos en los 4 años de su gestión, e  integrar 40 mil hectáreas de bosques al manejo sostenible, para contribuir a mantener e incrementar la cobertura forestal del país.

Para Abinader es inconcebible que siendo el calentamiento global y los cambios climáticos una alta prioridad para los gobiernos de todo el Planeta, tema al que el papa Francisco dedicó una encíclica de alerta, la administración del presidente Danilo Medina está concluyendo su mandato sin poder exhibir avance alguno, expresó Abinader al juramentar el Frente de Medio Ambiente y Recursos Naturales de su campaña.

La directiva del Frente quedó integrada por el ingeniero agrónomo Fernando Campos, Coordinador nacional; Cecilio Díaz Carela, en representación de la parte institucional del PRM, Radhamés Lora Salcedo, director ejecutivo, Fernanda De León, coordinadora adjunto, Elvis Vargas, coordinador adjunto; Carlos Enrique Arias, Coordinador de Operaciones y Andrés Escarramán, sub-director político, además contó con la presencia de centenares de profesionales y especialistas en el área medio ambiental y de recursos naturales.

Previo al discurso de Abinader y la juramentación del Frente, el ingeniero agrónomo Fernando Campos hizo un pormenorizado balance sobre la situación del medio ambiente, los suelos, aguas, ríos y costas, así como sobre los cambios y ajustes normativos que deben hacerse para que el sector marche adecuadamente.

El candidato presidencial considera que el manejo sostenible del medio ambiente y los recursos naturales es una de las principales responsabilidades de la clase política con las presentes y futuras generaciones, por lo que citó entre las prioridades de su gobierno elaborar y ejecutar un Programa de Ordenamiento Territorial y realizar un levantamiento sobre el uso de la tierra que permita un adecuado manejo del recurso suelo, así como promover los productores de servicios ambientales, entre ellos agua limpia y de flujo regulado y fijación de carbono,  relacionado con el pago por servicios ambientales.

Implementar además un programa efectivo de prevención y control de plagas, enfermedades e incendios forestales, los  que anualmente destruyen miles de hectáreas de bosques,  por falta de protección y vigilancia efectiva.

Crear  la  ley sectorial forestal, sus reglamentos y normas, para que el Estado juegue el papel de regulador y supervisor de  estas actividades, asignando mayor responsabilidad  de ejecución de proyectos  al sector privado, consignando financiamientos e incentivos con adecuado control y fiscalización.

Impulsará la creación de la ley de  incentivo forestal como un  mandato de la Ley 64-00,  a los fines de incluir incentivos  especiales  para  los polos de desarrollo forestal, sean maderable, agroforestal, industrial, de viveros, eco turístico  o de producción de agua, y aplicar  la legislación existente en el manejo de los bosques de manglares para asegurar su existencia.

Otras medidas que materializarán en su futuro gobierno el candidato del PRM y otras fuerzas aliadas son:

Crear  la Escuela Nacional de  Guardianes  Ambientales, la que deberá formar en los 3 primeros años de gobierno  Tres Mil  500 guardianes, los que deberán encargarse de la prevención y detección de los delitos ambientales urbanos y rurales.

Establecer un sistema de capacitación continuada para los productores del sector agropecuario y forestal en torno a la prevención y manejo de los incendio forestales. Se restablecerá el servicio de control de incendios forestales quienes deberán actuar de común acuerdo con las comunidades existente en las diferentes cuenca hidrográficas.

Proteger y rehabilitar las cuencas hidrográficas para prevenir y detener la erosión de los suelos y garantizar el abastecimiento continuo de agua  en calidad y cantidad.

Aplicar una política que defina mecanismos expeditos de compensación,  saneamiento o pagos correspondientes a aquellas personas afectadas con la inclusión de sus terrenos  como  un área protegida.

Revertir el acelerado proceso de pérdida y degradación de los bosques y promover la adopción de prácticas forestales sostenibles.

Asegurar real y efectivamente las Gerencias Regionales de Medio Ambiente y Recursos Naturales  con la finalidad de implementar el proceso de Gestión Ambiental encaminado a garantizar los servicios ambientales con la mayor eficiencia.

Elaborar, revisar y actualizar las leyes sectoriales  y los reglamentos  que complementan la ley general  64-00  sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, especialmente la ley forestal, la  de biodiversidad  y  bioseguridad, ley de agua  potable y saneamiento, ley de agua, Elaborar y poner en ejecución la ley de Incentivos Forestales.

Elaborar y ejecutar los planes de manejo de las áreas protegidas para la conservación de la biodiversidad,  recursos geológicos, culturales  y el  fomento del turismo ecológico.

Realizar  programas  tendentes a evitar la desertificación y establecer proyectos para  la   regeneración de las áreas afectadas dentro de esta clasificación.

Crear  las Subsecretarías de Estado de Cooperación y Acuerdos Internacionales y la Subsecretaría de Estado de Planificación, como una respuesta jerarquizada, acorde con las crecientes necesidades generadas por la institución.

Reducir la contaminación de las áreas Costero Marinas provocada por la extracción de materiales, vertido de todo tipo de desechos, vertido de hidrocarburos  por parte de embarcaciones y otras actividades.

Integrar  las comunidades a través de sus organizaciones, mediante planes de manejo y desarrollo de los recursos naturales,  para la solución de los problemas medio ambientales. Este trabajo deberá realizarse incorporando los ayuntamientos  a la Gestión Ambiental.

Implementar un programa de Investigación Científica sobre la Biodiversidad  en la República Dominicana.

Asegurar mediante los estudios de impacto, controles y acciones de monitoreo para  que los  proyectos de desarrollo sean compatibles con los mandatos de la Ley 64-00  para  la conservación del medio ambiente y los recursos naturales.

Fortalecer y garantizar la incorporación de la dimensión ambiental como eje transversal en todos los niveles de la educación dominicana.

Abinader se comprometió además a gestionar los recursos necesarios para que el ministerio de medioambiente no siga siendo una pantalla política, sino una  institución fuerte, capaz de aplicar la ley con técnicos capacitados bien pagados para garantizar el sueño de los dominicanos y dominicanas de vivir en un ambiente sano.

Durante el acto de juramentación Abinader estuvo acompañado de Roberto Fulcar, coordinador nacional de campaña y la diputada Evangelina Sosa.

Deja un comentario