Santo Domingo.– El excandidato presidencial Luis Abinader afirmó que la propuesta institucionalista y de avance social, económico y ético que representó el derrocado gobierno de Juan Bosch está pendiente de ser continuada y actualizada como un modelo de desarrollo integral de la República Dominicana.  

Abinader afirma que el programa de Bosch y los patriotas que le acompañaron votando una Constitución y leyes desarrollistas, y dando inicio a un gobierno honesto en 1963, no ha sido un referente seguido por los gobiernos peledeístas, por lo que corresponderá a las fuerzas más sanas de la sociedad, entre las que está el Partido Revolucionario Moderno, completar esa gran tarea.

“Al cumplirse este domingo 53 años del derrocamiento de Bosch, y  cuando el país entra en un quinto gobierno casi consecutivo del PLD, no se ejecutan políticas estructurales para darle solución a las viejas carencias y los nuevos desafíos que tiene por delante el pueblo dominicano” declaró el líder político y economista.

Abinader puntualizó que el golpe de Estado al gobierno democrático de Bosch, acaecido el 25 de septiembre de 1963, es una página nefasta de la historia nacional, a consecuencia de la cual el país padeció una guerra, la segunda intervención norteamericana y la interrupción del proceso de desarrollo integral del país, aún inconcluso.

Hoy por hoy, agregó en declaración suministrada por su oficina política, el actual gobierno no ejecuta programas que fomenten de manera eficaz  y estratégica el desarrollo económico, social y político del pueblo dominicano y, por el contrario, lo vemos improvisar  con el nombramiento de comisiones para realizan funciones ya previstas en las leyes o en el trabajo propio de instituciones estatales.

Abinader afirmó que los herederos orgánicos de Bosch se han divorciado de su pensamiento, al renegar de acciones de gobierno económicas y sociales generadoras de equidad y desarrollo social y también cuando sectores importantes del partido de gobierno pretenden obstaculizar el avance institucional que representa la aprobación congresual de importantes reformas electorales y políticas.

Precisó que la elección de autoridades apartidistas en la Junta Central Electoral (JCE) y el Tribunal Superior Electoral (TSE) y la aprobación de una ley del régimen electoral, junto a la de partidos políticos, están llamadas a sentar las bases del avance institucional del país, a lo que precisamente dedicó gran parte de su vida el ex presidente Juan Bosch.     

Abinader expresó que así como están preocupados amplios sectores de la sociedad, lo estaría Bosch por el hecho de que hay serios peligros de retrocesos autoritarios en el país, cuando debemos estar construyendo entre todos una democracia que respete efectivamente los derechos de todos y cada uno de los dominicanos.

Deja un comentario