VARSOVIA. Un sacerdote polaco que perdió su puesto en el Vaticano este mes tras revelar que es gay y tiene un novio, fue suspendido por tiempo indeterminado el miércoles por la iglesia de Polonia del ejercicio de tareas sacerdotales.

El reverendo Krzysztof Charamsa, de 43 años, reveló su homosexualidad y criticó al Vaticano por su actitud hacia los gays en vísperas de un sínodo de obispos en Roma. El Vaticano le despidió de inmediato de su puesto en la Congregación para la Doctrina de la Fe y su obispo local en Polonia le llamó a mantener una conducta apropiada para un sacerdote.

El miércoles, el obispo de Charamsa en la diócesis de Pelplin, ubicado en Gdansk, dijo que el sacerdote no había mostrado indicios algunos de mejoría y había sido suspendido como clérigo y no podía lucir la sotana. Dijo en un comunicado que el castigo sería revertido si Charamsa regresa “a las enseñanzas verdaderas de la iglesia y el sacerdocio de Cristo”.

“El castigo busca inspirar en… Charamsa una mejoría real de su vida y puede ser revertido. Eso, no obstante, depende del comportamiento futuro del sacerdote previamente mencionado”, señala la declaración colocada en un portal de la diócesis. EFE

Deja un comentario