SANÁ, YEMEN.- Al menos 131 personas murieron y decenas resultaron heridas hoy en un bombardeo de la coalición militar liderada por Arabia Saudí contra una boda en la provincia de Taiz, en el suroeste del Yemen, informó la agencia oficial de noticias Saba, controlada por el movimiento rebelde de los hutíes.

La fuente agregó que el balance es aún provisional y que todas las víctimas son civiles, la mayoría de ellas mujeres y menores.

Por su parte, el Ministerio del Interior yemení, también bajo el control de los hutíes, dijo en un comunicado que entre los fallecidos hay al menos 70 mujeres.

El ataque tuvo lugar en la zona de Wahya, situada cerca del puerto de Al Maja, en la costa del mar Rojo y a unos 250 kilómetros al suroeste de la capital Saná.

Los servicios de rescate, según Saba, continúan su labor “en medio de grandes dificultades por la escasez de personal médico y combustible para las ambulancias”.

El bombardeo parece que tenía como objetivo dos jaimas y una concentración de vehículos, ubicados cerca del lugar donde se estaba celebrando el matrimonio.

Un habitante de la zona explicó a Efe que numerosos hombres se encontraban en esas dos tiendas de campaña descansando y mascando “qat” (una droga suave muy popular en el Yemen).

Las jaimas estaban levantadas en medio de una zona residencial y en sus proximidades había aparcados vehículos que también fueron bombardeados.

El testigo indicó que entre los fallecidos hay unos 70 habitantes de la zona, que no asistían a la boda pero cuyas casas se encontraban próximas al lugar de la celebración.

Esta fuente no descartó que hubiera algunos combatientes rebeldes en la celebración.

Al Maja es una zona estratégica y es escenario desde hace meses de los bombardeos de la coalición árabe porque representa la entrada, desde el mar Rojo, a la provincia montañosa de Taiz.

En esta misma zona, los cazas de la coalición bombardearon un complejo residencial en agosto pasado, que causó la muerte de 60 personas.

Por otra parte, Saba informó de que la coalición árabe efectuó hoy más de 30 bombardeos contra posiciones de los rebeldes y sus aliados en la provincia petrolera de Mareb, en el norte del Yemen.

Los hutíes y las fuerzas leales al expresidente yemení Alí Abdalá Saleh intentan controlar las provincias de Mareb y Taiz para situarse en una posición más fuerte de cara a unas futuras negociaciones con el Gobierno del actual mandatario, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Ayer, al menos 28 civiles murieron y otros 17 resultaron heridos en un bombardeo de la coalición sobre una población situada cerca de la frontera yemení con Arabia Saudí.

La coalición encabezada por Riad actúa en el Yemen contra los hutíes desde el pasado marzo, cuando los insurgentes consiguieron expulsar a Hadi de la ciudad de Aden, donde el presidente regresó la semana pasada tras los progresos registrados sobre el terreno por sus tropas, respaldadas por la aviación árabe.

Los bombardeos lanzados por la alianza militar árabe han golpeado en muchas ocasiones objetivos civiles y han causado víctimas entre la población en zonas bajo control de los rebeldes, especialmente la capital Saná. EFE

Deja un comentario